viernes, enero 02, 2009

HEAR THE CAVEMEN SINGING, GOOD NEWS THEY BRINGING

Y la guerra sigue. Y como.

Ayer Israel bajó a un pez gordo de Hamás en Gaza y la sobreestimación de que con la liquidación de un líder se apaga un fanatismo.
Sigue habiendo ataques y de pedo no murieron hasta hora más de cuatro israelíes. Palestinos sí, no tienen opción.

Entre el martirio autoexpuesto y las acciones de Israel, el cielo musulmán se está quedando sin vírgenes porque desde hace años hay cola de integristas reclamando. Seguro que el reparto de doncellas lo maneja un "sionista".

Leo y trabajo las noticias. La actualidad esta, que aparte de sangrienta y atroz es ya aburrida. Cambian los lugares y las instalaciones pero el titular rompecabezas es el mismo.
Ya basta, lo que mata es la rutina también porque el vivir en un refugio o sitiado no estaba en los planes de nadie.

Quisiera por un largo rato no mirar el conflicto. Aunque sea tener esa posición incómoda de cuando en una reunión de amigos, alguna se pone a amamantar y uno revolea la cabeza y los ojos como si tuviera saturnismo para evitar hacer sentir incómoda a la nodriza.
Es decir, absorber esa incomodidad en pos del otro. Yo creo que si la gente dejamos de interesarnos tanto por el morbo ocurrirían menos desgracias porque ya no habría a quién mostrar el horror. Como dijo Elton John, cerrar Internet cinco años a ver qué pasa.

Descubrí esta vez que lo que más gana me da en tiempos de guerra es tocar. O ver buen fútbol.
Como en este país es más factible ser músico que futbolista -igual ambos entornos están muy condicionados según mis altas exigencias- apuesto a la primera y trato de pasar el mejor momento en esa secuencia. Al margen de la cotidianeidad familiar que en mi caso es muy intensa en un modo positivo.

Dentro de 11 días volvemos a tocar con Mamashkanta y tengo una energía feroz, iría a tocar al frente sólo por tocar. Hay que descargar y el rock es un gran canal para eso, sin bardear a la audiencia ni romper instalaciones sino gritando, bailando, arengando y elevándome del suelo por encima de todos. De los que están en el show, de los que no.

Tengo ya dos canas en el bigote y me tengo que apurar. El tiempo pasa volando mientras uno se divierte. Tengo que tocar y tocar, más más. Es como se dice de aquellos que gritan en la oscuridad es porque tienen miedo o como aseguró otro, que donde se escucha gente cantando, es ahí donde está la vida.

PD: Estos días- diálogos estimulantes con Yanzón, Ara Matus, Ferna Martigná y mi hija Alma. Y gracias los que comentan, a veces no sé lo que decir.


They're forming in straight line,
They're going through a tight wind,
The kids are losing their minds,
The Blitzkrieg Bop
Ramones

Etiquetas: , , , , , , , ,

5 Comments:

At 1:05 a.m., Blogger Cucho said...

Que estimulante leerte, a pesar de la cronica, las bajadas son un verdadero viaje, un poco de agua para alivianar el trago.

 
At 12:45 p.m., Anonymous Pablo Schuscheim said...

Desde hace unos dias, cuando me invitaste a leer tu blog, espero ansiosamente una nueva publicacion.
Devoro cada una de las notas, que si bien estan cargadas de una irremediable sensacion de impootencia (Por parte de escritor y lector!!!!), al mismo tiempo estan relatadas a traves de las analogias que unicamente podria gestar una mente prodiga como la tuya.
Gracias por compartir todo esto!!!!

 
At 12:51 p.m., Blogger Mariano said...

Gracias ustedes dos, ol' dirty bastards!!

 
At 9:19 p.m., Anonymous Daniela said...

En este post no estoy de acuerdo con vos. No creo que cerrando internet, o mirando para otro lado las cosas dejen de pasar. Solo no las veremos, pero seguiran estando. Nuestro pais miro durante mucho tiempo a otra parte y asi nos fue!. Hay q ver con los ojos bien abiertos, mostrar, y luchar con uñas y dientes para que esos orrores no vuelvan a ocurrir. Sino... nunca saldremos de la bestialidad.

 
At 11:41 a.m., Blogger Mariano said...

Hey Daniela,

Lo de Elton John lo tomé como un absurdo, tan ridículo hoy como que los humanos dejemos el morbo de lado.

Por otro lado, yo no digo soslayar la realidad sino surfearla de vez en vez para no sufrirla tanto. No es lo mismo hacerse el boludo que no involucrar el alma todo el tiempo.

En otro orden, para muchos, a Dios no se lo ve pero sigue estando. Esto quiere decir que incluso muchas cosas que no vemos siguen ocurriendo; como el amigo que te envidia y lo perdonás.

Cuando te referís a "nuestro país", ¿a cuál te referís?.

Y otra cosa. Malas noticias con respecto a salir de la bestialidad. Es inherente a nuestro género.
Lo que sí, se puede seguir siendo se humano sin hacer sufrir tanto al vecino. En eso coincido con voz, en la lucha descarnada.

Saludos y gracias por comentar.

 

Publicar un comentario

<< Home