viernes, junio 11, 2010

SOY LO QUE SOY, NO TENGO QUE DAR EXCUSAS POR ELLO

Mañana cumplo años. Soy un adulto treintañero y a pesar de seguir funcionado en muchas cosas como un veinteañero me acerco cada vez más a ser un cuarentón aunque aún me falta. Por suerte.

La edad no me importa tanto como sí las mutaciones que sufre el hombre.

A nivel corporal estoy entero, con algunas cosas que no se van a resolver nunca. No voy a ser más alto ni más musculoso ni me importa.

Los lentes, que lamentablemente me acompañan desde los tres años, son ya parte de mi personalidad. Sin ellos me siento como un poco en bolas, aunque a veces me los saco porque no hay nada más lindo que andar en pelotas por la vida.

Respecto a las circunstancias, tengo problemas típicos de la adultez. Regular el trabajo, pagar impuestos, criar hijos, pensar en el futuro (mediato e inmediato), programar viajes e inversiones que van desde una botella de Coca Cola hasta una vivienda. Se vive con eso, rompe mucho la armonía pero es inevitable, no se puede esquivar del todo la rutina aunque sí edulcorarla como trato de hacer desde que tengo un nuevo núcleo familiar que se nutre también de mis humores.

Soy, a esta altura, una convivencia de adjetivos imcompatibles pero yuxtapuestos. Soy heterosexual, optimista, intolerante, activo, cascarrabias, leal, prejuicioso, musical, calentón, curioso, orgulloso, ingenioso, duro, reflexivo, impulsivo, gracioso, implacable, motivador, anticareta, informal, analítico y pasional.

Amo con pasión a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos, a mi viejo y a la memoria de mi vieja. A mi club Boca Juniors, a la Argentina en el mundial y en sus barrios y paisajes. A mi banda Mamashkanta, al rock y a tantos grupos en particular como por ejemplo los Stones. A Holanda 74. A los deportes en general. Amo escribir, para mí y para otros. Amo mi profesión aunque no los dogmas del periodismo.

Y apuesto a querer a nuevas relaciones humanas no amorosas, a las canciones que canto y escribo y que cantaré y escribiré.

Me arrepiento de no haber hablado cosas a su tiempo y de no haber operado en situaciones que lo requerían y que terminaron con ruinas ajenas y propias.

Me arrepiento de haber maltratado de joven a otros jóvenes como yo tan sólo por estar forjando una personalidad y buscar los límites propios y ajenos. Nada justifica lo hecho. Bueno, tampoco maté a nadie, ¿no?

Me arrepiento de haber jugado a dos o más puntas. De estar en el medio de una cuestión y dar tres opiniones diferentes, todas bien sustentadas.

Me arrepiento de no haber sido explícitamente más agradecido con personas que me quieren y me lo demuestran. Y que están lejos pero cerca. A ellos, mi mayor gratitud. No me juzgan y me quieren, son buenas personas y todas se apellidan de la misma manera.

Voy teniendo en claro que en la vida es más sano descartar imbéciles que coleccionar relaciones perjudiciales.
No me gustan las traiciones incluso cuando algunos consideran que yo he sido un traidor y yo sigo pensando en que peleé por lo justo, ya sea por honor o por dinero.

No me gustan los que están bien con dios y con el diablo. No soporto la doble cara aunque sí la diplomacia, que trato de aplicar como bálsamo para moderar mis reacciones. No más. Yo he usado ese recurso doble faz y me arrepiento. Me dan asco los falsos y los envidiosos. Son lacra para mi alma.

Estoy un poco quemado por las circunstancias, quién no. Nada insano. Veo al futuro como inexorable y esa resignación no me permite pensarlo como negativo más allá del gran fantasma de la guerra, al que temo no por mí sino por mis hijos y mi chica.

Este cumpleaños va a pasar en silencio. Tengo un poco de desorden interno que como toda tempestad sensitiva que he tenido pasará y quedará como un recuerdo.

Me estoy reencontrando con gente del pasado y conociendo gente en tiempo real que me satisface. Puedo fluir a nivel musical y profesional. Extraño a por lo menos diez personas. Con el corazón y el espíritu.

Llego a este balance porque sí. No hay nada premeditado. No hay números redondos ni una paternidad al acecho.

Me digo a mí mismo feliz cumpleaños sin festejos que coincidan con el calendario. Vaya uno a saber si la semana que viene no organizamos algo. No importa, me doy por cumplido.

Necesito hacer público este escrito porque es algo así como mi auto-radiografía. Justa o injusta, no me importa.

Cambiar de país me permitió encontrar otro tipo de equilibrio, no siempre estable, que me permite direccionar las emociones y sacralizar la sinceridad.

No me vendo como un buen tipo. No me importa que me juzguen los otarios y me cabe mucho que mis amigos me digan si ven que algo no va bien.

Soy Mariano Man. Desde Tel Aviv, un testimonio único. Y eso es lo único que importa.




I don't have to sell my soul
he's already in me
I don't need to sell my soul
he's already in me
I wanna be adored
i wanna be adored

The Stone Roses - I wanna be adored

Etiquetas:

12 Comments:

At 6:19 a.m., Blogger Josi said...

Te adoro Man, aunque en la lista no hayas incluido que sos puto.

¡Dejá ese sorete!

Cundo hago mi lista de lo que gané al hacer aliá, estás en el top 5, salamín.

A ver cuando nos damos un abrazo de hombres eh!

Felicidades.

 
At 6:32 a.m., Blogger Mariano said...

Gracias. Sos un amigo. Lo siento.
Lo que no sabía era de tu homosexualidad. Bueno, hoy podés salir a marchar por la Telava.
Abrazo en camino!

Man

 
At 1:22 p.m., Blogger LoLi said...

Muy sincero, me encanto!
Te entiendo y te respeto.
Segui siempre asi, que vas por el buen camino de seguro!

 
At 1:24 p.m., Blogger Mariano said...

El camino de los excesos lleva al palacio de la sabiduría!

 
At 7:12 p.m., Blogger El inconsistente said...

Buena catarsis. Siempre está bueno leerte.

A pesar que hemos tenido nuestras diferencias, y he manejado situaciones como un triboludo, siempre te admiré en silencio.

Pocos tipos me han hecho reir como vos. Y eso garpa.

Abrazo de gol

 
At 12:37 a.m., Anonymous il capillo said...

el camino de la intuición lleva a la sabiduría.
me gusta que escribs a calzón quitado, o anteojo en la mano para tu caso.
never mind, los años caen seguro te hacen repensar, pero no te me hagas e libertador, si tenés que aprobar este coementario para que salga facsita de la primera era.
mañana debutamos en tu honor
felices dulces años

 
At 3:27 a.m., Blogger Mariano said...

Gracias Chacho.
Debimos comprendernos como similares en un tiempo y lo obviamos en vez de sacarle provecho.
Yo me comporté mal, inexperto y tonto. Por suerte la virtualidad nos dio una oportunidad para re-conocernos.
Abrazo grande y garage rock

Man

 
At 3:30 a.m., Blogger Mariano said...

Capillo, el libertador es el General San Martín.
Esta frase no la entiendo: "...si tenés que aprobar este coementario para que salga facsita de la primera era."
Gracias por los deseos, con los anteojos de lado, listo para escribir o meter alguna rosca!
Saludos!

 
At 7:19 a.m., Anonymous Anónimo said...

me gusta lo que dice tu alma, espero estar entre las bunas personas del pasado presente , felicidad ...

 
At 9:41 p.m., Anonymous dlaufer said...

Man, espero que la hayas pasado pastrón del diome en tu cumpleaños. En Argentilandia festejamos bailando esta canción de Kiss cuya letra t representa de pe a pá.

http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=3270022

 
At 10:59 p.m., Anonymous il capilio said...

me faltó una coma antes de facista, aprovás esta, autor de blog junquero????????????????

 
At 3:36 a.m., Blogger Mariano said...

Invasión Junk, Capilio! En Córdoba la dan todavía!

 

Publicar un comentario

<< Home